¿En qué se basa el valor de las criptomonedas?

Te lo explicamos de forma sencilla y lo comparamos con el dinero fiat tomando como ejemplo a Bitcoin.

Una de las cuestiones que llaman la atención cuando uno empieza a incursionar en el mundo de las criptomonedas son las fluctuaciones diarias que se dan en su valor. Supongamos que comenzamos con una wallet en una app móvil y adquirimos 0.001 BTC. Tenemos la opción de elegir una moneda de referencia (por ejemplo, el dólar estadounidense) para seguir el valor que va tomando esta suma adquirida. Lo más probable es que el valor de referencia al momento de hacer esta transacción varíe cada vez que ingresemos a la aplicación durante ese día. Incluso puede ocurrir que estando con la app abierta veamos cómo ese valor sube y baja, aunque sea en pequeñas proporciones. Y ahí es cuando empiezan a surgir las preguntas: ¿Qué está pasando? ¿Es normal esto? ¿A qué se debe? La idea de este blog es responder a estas preguntas de forma sencilla para despejar estas dudas.

En primer lugar, te recomendamos que te acostumbres a estas fluctuaciones, ya que son totalmente normales. Si adquiriste criptomonedas como forma de inversión, lo más conveniente sería que tengas una visión a largo plazo. Por lo tanto, si en el primer mes ves que el valor en dólares se reduce, no dejes de tener presente que la tendencia con el tiempo de criptomonedas como Bitcoin es alcista, lo que significa que eventualmente ese valor volverá a subir, incluso superando el valor inicial.

Ahora retomando la temática de este artículo, ¿de qué depende, entonces, estos cambios en el valor de las criptomonedas? La respuesta es muy sencilla y fácil de comprender: se basa en la oferta y la demanda. Esta es la principal diferencia en comparación con el dinero fiat (te recomendamos leer nuestro Blog n°4 donde explicamos este término) cuyo valor es determinado y regulado por los gobiernos. Por lo tanto, los gobiernos tienen el poder de emitir las unidades de esta moneda de acuerdo a sus estrategias económicas, lo que puede generar consecuencias desfavorables como la inflación y consecuente devaluación del poder adquisitivo de la misma. En el caso de Bitcoin, por ejemplo, hay una cantidad máxima de unidades que se pueden emitir (21 millones). Por lo tanto, al haber un número limitado de Bitcoins en circulación y los nuevos Bitcoins ser creados a una velocidad predecible y decreciente, la demanda debe seguir ese nivel de inflación para mantener un precio estable.

[social_icons icons_color_normal=”#000000″ icons_color_hover=”#1e73be” icons_padding=”25″ icons_margin=”15″ icons_align=”center” facebook=”https://www.facebook.com/CriptoBid-101980778065325″ animation=”bounce”]
[social_icons icons_color_normal=”#000000″ icons_color_hover=”#1e73be” icons_padding=”25″ icons_margin=”15″ icons_align=”center” twitter=”https://twitter.com/CriptoBid” animation=”bounce”]
[social_icons icons_color_normal=”#000000″ icons_color_hover=”#1e73be” icons_padding=”25″ icons_margin=”15″ icons_align=”center” youtube=”https://www.youtube.com/channel/UC7VUSj0NG_t0QUe2QzMVl0A” animation=”bounce”]
[social_icons icons_color_normal=”#000000″ icons_color_hover=”#1e73be” icons_padding=”25″ icons_margin=”15″ icons_align=”center” instagram=”https://www.instagram.com/cripto.bid” animation=”bounce”]

Leave a comment