Todos alguna vez hemos escuchado este término, pero ¿qué son las criptomonedas?

Repasamos algunas características básicas para que empieces a introducirte en el mundo cripto

¿Qué son las criptomonedas?

Las criptomonedas son ‘’monedas’’ digitales que basan su seguridad en la criptografía, que básicamente es la técnica que protege documentos y datos a través de cifras o códigos ocultos. Gracias a este sistema son difícil de falsificar.

Al igual que otras divisas son un medio de intercambio, pero en este caso digital. Otra diferencia fundamental que tienen respecto a las divisas tradicionales es que son descentralizadas, es decir, no son controladas por los gobiernos o por instituciones financieras. Es por esto que no dependen específicamente de la economía de un país, sino que más bien son de uso global.

Otra característica de las criptomonedas es su volatilidad. Los cambios en sus valores son significativos, por lo que se las puede considerar como un riesgo elevado o como una oportunidad de negocio. Por ejemplo, si vemos el valor histórico del Bitcoin en el mes de Junio del 2020, se pueden observar alzas de hasta un 4% y bajas de hasta un 6% de un día para el otro. Quienes manejan este tipo de dinero digital están acostumbrados a estas fluctuaciones. De todas formas, en líneas generales, desde su inicio hasta la actualidad el valor de las principales criptomonedas ha ido en alza.

¿Cómo funcionan?

La mayoría de las criptomonedas basan su funcionamiento en un sistema de cadena de bloques o blockchain, que surge en 2009 a partir de la creación de Bitcoin. Para entender en qué consiste, el blockchain puede ser definido como un libro contable público compartido a través de una red peer-to-peer (no requiere de un servidor fijo para el intercambio de información entre dos nodos), que se actualiza constantemente y contiene el registro de cada transacción realizada de forma cronológica, pero sin compartir información personal. El objetivo de este tipo de tecnología es evitar el doble uso de estas criptomonedas.

A continuación les explicamos de forma sintética el funcionamiento de la cadena de bloques: ‘’Al realizar una transacción hay varios usuarios (nodos) que se encargan de verificar la transacción y registrarlas en el gigantesco libro de cuentas. Mediante complicados algoritmos matemáticos los bloques quedan registrados de forma permanente en la cadena. Uno solo de estos bloques no podría ser modificado sin alterar todos los que están enlazados con él, algo que sería realmente improbable pues el resto de los nodos lo deberían validar. Este mecanismo asegura la integridad de la operación.’’ (Julia Sánchez Roa).

¿Para qué se pueden utilizar?

En la actualidad, si bien hay casos en los que se aceptan criptomonedas como forma de pago en transacciones de compra-venta de bienes y servicios, el uso principal de las mismas es especulativo. Se podría comparar con el mercado del oro y la plata.

Leave a comment